Skip to content

El fin de la poesía de la experiencia

El País titula hoy así una noticia sobre la entrega a Carlos Marzal del Premio de la Crítica de poesía. Califican de fácil y previsible esta corriente. Esperemos que nunca muera… y que alguien nos expliqué qué tiene de fácil escribir versos como los que siguen. El ejemplo es obvio, pero contundente:

Nunca sé despedirme de ti, siempre me quedo
con el frío de alguna palabra que no he dicho,
con un malentendido que temer,
ese hueco de torpe inexistencia
que a veces, gota a gota, se convierte
en desesperación.

(de “Problemas de geografía personal”, incluido en Completamente viernes, de Luis García Montero).

La selección de los versos es de mi hermana, o sea, de tintachina. Las negritas también son suyas : o /

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.