Skip to content

Mes: Mayo 2002

Fuentes

Cuando todavía extraño las fuentes de Teruel, llegan a mis manos unas páginas de Margit Frenk Alatorre en las que se explica el significado que han tenido desde hace siglos. En general hablan de renovación y, en un plano más cotidiano, del encuentro de los amantes, al que sirve como escenario perfecto. No hay más que leer este villancico castellano:

En la fuente del rosel
lavan la niña y el donzel.
En la fuente de agua clara
con sus manos lavan la cara.
Él a ella y ella a él
lavan la niña y el donzel.

Deja un comentario

Bandeja de salida

Àngela ha puesto en marcha una iniciativa de lo más entretenida en Mails que mai no es van enviar (“mails que nunca se enviaron”). Se trata de una colección de e-mails ficticios que grandes personajes (reales o no reales) no llegaron a enviar a otros que fueron decisivos en su vida.

¿Qué tal le sentó a Sansón el que Dalila le cortara la melena? ¿Qué efecto le producía a Salomé ver la cabeza del Bautista? Son sólo algunos ejemplos de lo que hay en este weblog tan particular, en el que podemos participar todos, ¿alguien se anima?

Deja un comentario

Doc Pomus

Leiber & Stoller, Carole King & Jerry Goffin, Bacharach & David… la Historia del Rock ha dado dúos antólogicos de letrista y compositor. Yo me quedo con el tándem Shuman/Pomus. Las letras de Doc Pomus ofrecen una aguda mirada adulta sobre temas casi siempre adolescentes. Son obras maestras de la concisión que desarman por su sonoridad y buen gusto. ¿Quién no recuerda estas canciones? Pasen y lean:

Suspicion torments my heart
Suspicion keeps us apart
Suspicion why torture me

(Suspicion, conocida en la versión de Elvis )

Sweets for my sweet, sugar for my honey
Your first sweet kiss thrilled me so
Sweets for my sweet, sugar for my honey
I’ll never ever let you go

(Sweets for my Sweet, popularizada por los Drifters)

But don’t forget who’s takin’ you home
And in whose arms you’re gonna be
Oh darlin’ save the last dance for me

(Save the Last Dance for Me, también de los Drifters)

A very old friend came by today
‘Cause he was telling everyone in town
About the love that he just found
And Marie’s the name of his latest flame

(His Latest Flame, otro gran éxito de Elvis)

Deja un comentario

Emily otra vez

Emily Dickinson (sí, ella otra vez) tiene un poema para cada alegría, pero también otro para cada tristeza:

I felt a Funeral, in my Brain,

And Mourners to and fro

Kept treading–treading–till it seemed

That Sense was breaking through–

And when they all were seated,

A Service, like a Drum–

Kept beating–beating–till I thought

My Mind was going numb–

… una forma muy visual de describir un alma convulsa.

Deja un comentario

Off-topic

Teruel es una delicia en primavera. Al marcharte echas de menos sus fuentes, hay caños en casi todas las esquinas, bajo el Torico y en todas las plazas de Rubielos de Mora, y de Mora de Rubielos, y de Alcalá de la Selva… En Concud los restos fósiles dejan un rastro blanco en la roca. Sus campos de trigo invitan a la felicidad.

(A mis -inexistentes- lectores infantiles: no os perdáis Dinópolis: hay un dino en cada esquina ; o )

Deja un comentario

Teruel existe

Buscando un autor aragonés me he encontrado con Gabriel Sopeña, un clásico del rock español que ha escrito letras muy interesantes junto a Loquillo. Pero hoy me quedo con estos versos de su adaptación de El hombre de negro, de J. Cash (como curiosidad, entrad en Johnnycash.com y escuchad):

Llevo el negro por los pobres y también

por los vencidos puestos contra la pared

lo llevo por el preso que paga el sueldo

de una ley echa a medida del poder.

Yo canto esta canción, qué puedes hacer tú

mira hacia dentro y carga con tu cruz

quiero enseñar un arco iris al cantar

pero en mi espalda cae la oscuridad

y hasta que la luz no brille de verdad

voy de negro, y de negro me veran.

Habrá más… el lunes 20 : o )

Deja un comentario

Malos tiempos

Siempre se agradece a los grandes el que sepan poner en palabras lo que a ti te cuesta entender y más aún expresar. Por eso he elegido estas reflexiones de Ernesto Sábato de la edición de hoy de El País: “la deshumanización del hombre no sólo ha continuado, sino que se acentúa trágicamente día a día. Cómo no va a estar el hombre desconsolado, y, si no lo está, tanto peor, porque o no sabe lo que está siendo la vida de los hombres o no le importa”.

Sábato piensa, con alivio, que “un tiempo predominantemente espiritual puede estar a las puertas, porque de lo contrario estamos irremediablemente perdidos”. Ojalá hubiera explicado un poco más a qué tipo de espiritualidad se refiere : o (

Deja un comentario

Secretos

En la entrevista a Javier Marías que publicaba ayer El País, el autor reconoce el papel que desempeña el secreto en Todas las almas: “El elemento del secreto lo tenemos y lo padecemos todos en el sentido de que no a todos contamos todo ni a todos lo mismo. Hablo de secretos domésticos, no de grandes tramas ocultas”.

Estas palabras me recuerdan a las reflexiones que hace el general sobre el diario de Krisztina en El último encuentro, de Sandor Marai:

Nunca se me ocurrió pensar que quien se propone contárselo todo al otro, a lo mejor habla con sinceridad incondicional para no tener que decir absolutamente nada sobre aquello que de verdad le importa.

Deja un comentario

Primicia

Los que compréis libros por Internet no os podéis perder la nueva categoría de Libros de Kelkoo. El robot de búsqueda funciona tan bien como siempre, y la selección de recomendados es exquisita. Si no, entrad en Poesía ; o )

Deja un comentario

En busca del verso

No es en Completamente viernes. Tampoco es en Habitaciones separadas, por lo que veo. Entonces, ¿en qué poemario de Luis García Montero se halla el verso de la discordia, aquel de la llamada y el taxi? Seguiré buscando. Mientras, me quedo con estos versos de su poema Fotografías veladas de la lluvia:

Cuando la muerte quiera

una verdad quitar de entre mis manos

las hallará vacías. Al cerrarme los ojos

se mojará los dedos con la lluvia.

No duele envejecer, pero resulta

más difícil aún

comprender que se ama solamente

aquello que envejece.

Deja un comentario