Skip to content

Irremediablemente

Sigo queriendo ahondar en la alegría, en sus orígenes. Claudio Rodríguez incluye en Alianza y condena (1965) este poema, que titula “Lo que no es sueño”.

… la alegría

es agria, seca, nueva,

lo único que tiene

verdadero sentido.

¿Por eso choca, por ser agria y seca? Casi siempre se está triste con motivo, pero, ¿tiene que haber un motivo para estar alegre? Suena extravagante, pero creo que los motivos de la alegría pueden llegar a ser más sutiles, intrincados y profundos que los de la tristeza. Y sigue:

Déjame que con vieja

sabiduría, diga:

a pesar, a pesar

de todos los pesares

y aunque sea muy dolorosa y aunque

sea a veces inmunda, siempre, siempre

la más honda verdad es la alegría.

A lo mejor habría que empezar explicando qué es la alegría. O que no es. Seguramente es distinta para cada uno. Me gusta diferenciarla de la felicidad, de la frivolidad y del chiste. Sería algo así como (sigue Claudio):

La que de un río turbio

hace aguas limpias,

la que hace que te diga

estas palabras tan indignas ahora,

la que nos llega como

llega la noche y llega la mañana,

como llega la orilla,

la ola:

irremediablemente.

… glups, pensaba ser breve : o (

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.