Skip to content

Temas clásicos

Ese persistente rechazo que me producen muchas novelas actuales tiene bastante que ver con lo que explicaba David Trueba el domingo cuando hablaba de la inspiración de las historias que se escriben en los países más desarrollados:

“Uno a veces, como escritor, echa de menos el no vivir en un continente agitado, con durezas… Las películas de países donde están pasándolo fatal suelen reflejar una maravillosa capacidad narrativa (…) Las historias de gente que tiene problemas para comer o para comprarle un traje al hijo son muy primarios y apelan claramente a un sentido común del ser humano, que es maravilloso. Más que la incomunicación, los silencios, la degradación personal… en fin, esos otros temas“.

(Paréntesis post-euforia: millones de gracias a todos los que han nominado esta bitácora. Es todo un premio y una auténtica sorpresa que la Cigarra y yo todavía celebramos : o )

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.