Skip to content

Forever young

May you always do for others
And let others do for you

Forever Young, de Bob Dylan: la entiendo mejor cada año que pasa, y en particular esos versos. Al principio pensaba que había buenos sentimientos, pero no captaba el sentido: ¿por qué nos desea que seamos capaces de permitir que los demás hagan algo por nosotros? ¿Qué hay detrás de ese deseo? Dar en sentido pleno, ser generosos, es “bueno” sin discusión. No tiene más vueltas. Pero, ¿qué hay de maravilloso en permitir la generosidad (en sentido pleno, no sólo material) hacia nosotros?

Ahora lo entiendo. Es fácil ser generosos al dar, pero no lo es tanto ser generosos al recibir. ¿Se conservará intacto nuestro respeto hacia la persona que es generosa con nosotros? ¿Daremos por sentada su devoción y responderemos con pobreza a sus buenos sentimientos? ¿Pensaremos que su generosidad es una forma de ganar nuestra amistad? ¿Creeremos que espera algo a cambio? Conclusión: es tan importante saber dar como saber recibir.

May you have a strong foundation
When the winds of changes shift
(sigue)

El próximo será más ligerito : o |

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.