Skip to content

Desde Rusia

Un hombre acaba de llamar desde Rusia a mi teléfono del trabajo pidiendo que alguien le tradujera una expresión inglesa. Hablaba un español perfecto y me ha preguntado la hora. Hace unos meses llegué tarde a un acto porque el conductor del autobús se perdió. Ayer el sistema informático (?) de un autobús falló cuando sacaban mi tiquet: hubo que desalojar el vehículo. Anteayer fui a un hotel a una rueda de prensa que se celebraba en otro hotel y a otra hora. Y, cómo no, el viernes Salma Hayek me dio plantón, como al resto de la prensa.

A lo mejor un escritor sacaría provecho a esto, lo desarrollaría o cambiaría algún detalle y empezaría a escribir. Pero yo no soy escritora. Me preocupa el desconocido que está en Rusia, no haces una llamada así por capricho, a lo mejor está en pleno cierre y teme haber hecho una traducción delirante e irreversible. O está redactando un informe y sabe que si traduce mal al principio la expresión incorrecta se repetirá sin parar a lo largo de todo el documento. ¿A que imito bien a Javier Marías?

Que llame, que ya tengo la traducción : o )

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.