Skip to content

La llibreta groga

Elegí un piloto de vuelos transoceánicos como protagonista porque me parece que los pilotos son unos personajes curiosos. Por un lado, es una profesión muy glorificada, pero los que he conocido son a menudo frágiles y, aunque tengan una apariencia chulesca, son inseguros.

Lo dice Robert Saladrigas cuando comenta su novela La llibreta groga, ganadora del Premio Josep Pla. ¿No es un acierto elegir a un piloto como protagonista de tu novela? ¿A que no estamos acostumbrados? Un escritor en crisis, un detective, un profesor, un traductor, un periodista… son profesionales habituales en las novelas, pero un piloto no, y me hace mucha ilusión que Saldrigas haya acertado tanto con la elección. ¿No es por sí sola inspiradora la imagen del piloto de vuelos transoceánicos? Si supiera, le haría un poema ahora mismo : o )

estaba la idea de volar como sinónimo de libertad absoluta, cuando en realidad los pilotos de líneas aéreas están cada vez más limitados por los corredores aéreos y el piloto automático. Vuelan, van a hoteles de lujo, viven bien, beben mucho, tienen aventuras amorosas cuando quieren… pero hay un momento, por lo menos esto es lo que le pasa a mi piloto, que se paran y ven que sus sueños no se han realizado. Entonces es cuando el personaje de mi libro empieza a escribir en su libreta amarilla, recogiendo historias para matar el aburrimiento.

A mí me da pánico volar, cada día más (que me llamen provinciana, el miedo es libre), y cualquier parecido entre la libertad y un viaje en avión me suena a humor negro. No puedes salir del avión, no puedes chillar, no oyes… y para colmo también hay atascos.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.