Skip to content

El sabor del mundo

Creo que a medida que envejeces el mundo empieza a parecerte extraño. El sabor del mundo está decidido por la mente colectiva de todos los que tienen menos de 35 años. Y cuando estás muy por encima de los 35, el mundo empieza a saber de manera distinta. Y la respuesta más natural y humana ante esto es decirte que ha habido una decadencia. Sabes, las primeras palabras que se han escrito jamás, el primer graffiti en la pared de una cueva, dice que los hijos ya no respetan a sus padres, que son desobedientes, que están perdiendo los valores. Es una actitud eterna.

Lo decía Martin Amis en el último EPS, en una de esas entrevistas que hace Rosa Montero pensando en la posteridad (qué mala soy). Recientemente he revisado posts antiguos y me he dado cuenta de que la juventud como valor absoluto es uno de mis temas recurrentes. A mí no me gusta el sabor que tiene el mundo ahora. Puede que con este paladar hipersensible nunca me llegue a gustar, pero mejor así.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.