Skip to content

Post escrito en 2004

En 20 minutos decían el viernes que Bridget Jones es una solterona de 30 años… ¿Estamos en 2004 o en 1904? Quien haya seguido durante bastante tiempo esta bitácora se imaginará lo que puedo comentar sobre unas palabras tan ridículas… y eso que Bridget no es ni por asomo mi heroína.

Hace unas semanas, Maruja Torres hablaba de todas las figuras siniestras que ha generado la santa institución del matrimonio: la querida, la querida con casa, el adúltero, el soltero de oro, la solterona amargada… Las palabras no son exactas, pero creo que las recuerdo con bastante claridad, porque me gustaron mucho.

A mí se me ocurren muchas más figuras patéticas y/o desesperantes: el amargado con esposa y sin amantes, el calvo incipiente que necesita casarse antes de volverse invisible, la embarazada monotemática, el padre joven furioso por no poder irse de marcha, la prometida que mortifica con detalles de su boda, el poderoso que compra a una mujer de 25, la madre joven que aparenta 15 años más, la casada ansiosa por seguir ligando, el hombre cazado que explota y se vuelve sexólico

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.