Skip to content

Disonancias

Cada domingo me desperezo viendo videoclips. El primero de hoy ha sido el de Cool, de Gwen Stefani. Después, Automatic imperfection, de Marlango. Y para acabar y poder desayunar en mi mundo, uno de Alejandro Fernández: Qué lástima.

No me gustaban No Doubt ni ahora Gwen Stefani, pero Cool me conmueve y me engancha. Hay algo disonante en la chica de No Doubt: pelo demasiado platino, labios demasiado rojos, tupé demasiado alto… Será la nota punk, que en el caso de Gwen, más que dureza, le da un toque de fragilidad con el que es fácil identificarse. Yo la admiro por su clásico Don’t Speak, una canción que alguien tenía que escribir y le tocó a ella: había poemas y canciones sobre el instante anterior y posterior a ese sentimiento, pero sobre ese, el sangrante, es la única que se me ocurre…

En Marlango disuena el tono áspero, de pocos amigos, de la voz que pone Leonor Watling. A mí me gustaría que esas canciones, que están tan logradas, las interpretara alguien que dejara el mal genio en casa y sacara en ellas su lado débil, humano. Pero esa dureza que a mí me deja tan fría debe de ser pieza clave del concepto Marlango.

Y como cada vez estoy más latinoamericanizada (light) en cuestiones musicales, Alejandro Fernández me gusta de forma irracional e inevitable, por eso pongo su foto 😀

Te lo dije cantando, ay
te lo dije de frente…

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.