Skip to content

Mes: Diciembre 2005

Mentirosa

Aprendí a mentir con la imaginación, a inventar con la imaginación.

Lo ha dicho Nélida Piñón en una reciente entrevista publicada en Qué Leer. A mí no me cuesta mentir, he mentido tanto que ya no hay marcha atrás. No grandes mentiras, sino pequeñas invenciones, en general agradables y siempre a medida del interlocutor. Me pregunto: ¿sin imaginación se puede mentir? Y si para mentir hace falta imaginación, ¿tienen razón quienes me dicen que utilice mis fantasías para hacer algo creativo en vez de para maquinar mentiras?

Siempre digo: Homero, yo no existo si tú no existes.

En este post también he mentido un poquito…

1 Comment

Siempre la misma historia

The Washington Post publica una conversación entre la traductora Edith Grossman y la escritora cubana Mayra Montero:

I don’t know who said many years ago that the writer writes just one book through his whole life with different titles, different characters — and I agree with that. I think, at least in my case, I tell just one story with all kinds of twists and turns (Mayra Montero).

(Traducción libre: No sé quién dijo hace años que un autor sólo escribe un libro en toda su vida, pero con distintos títulos y personajes, y yo estoy de acuerdo. En mi caso, cuento una única historia con distintos giros y vueltas).

Si yo fuera escritora, cada libro sería un pretexto para hablar de un tema (el paso del tiempo), de una estación (el verano), de una escritora (Virginia Woolf) y de una ciudad (esa que me fascina). A muy pequeña escala, la máxima es aplicable también a este blog…

En la misma conversación, Montero nos descubre el título en inglés de El siglo de las luces, la obra maestra de Alejo Carpentier: Explosion in a Cathedral.

Deja un comentario

My huckleberry friend…

Leo en El País que Danny Williams, la voz de Moon River, estuvo a punto de rechazar la canción porque no entendía sus últimos versos:

We’re after the same rainbows end
Waiting round the band
My huckleberry friend,
moon river and me

A mí me ha pasado siempre lo mismo: pensaba que me perdía algo, tal vez una alusión a Mark Twain o a algún mito del sur. En realidad se trata de un guiño del letrista, Johnny Mercer, a un primo suyo.

Danny Williams murió el 22 de diciembre.

Deja un comentario

Navidad

La Navidad ya está aquí, y desde este blog me gustaría recibirla con estas palabras de José Saramago en Green, la revista de Greenpeace:

No hay paciencia para cuidar a los ancianos. La idea es que el viejo molesta. El problema de los ancianos considerados como estorbos es una situación actual. La familia tradicional se ha acabado y ya no hay sitio para ellos. Se podría decir que en el progreso técnico hemos avanzado mucho, pero en el moral estamos mal.

Muy muy mal…

1 Comment

60 segundos de felicidad

Cada minuto que estás enfadado pierdes 60 segundos de felicidad (Amandine).

women’secret ha invitado a Isabel Coixet a rodar un corto sobre nuestras ilusiones. Se compone de tres historias: la de Amandine, la de Magali y la de Natalia y Paula. Las dos primeras se pueden descargar en la web de women’secret.

El resultado son pequeños spots que transmiten calma y, sobre todo, promocionan la lencería y la ropa de baño de women’secret, además de algunos de sus bonitos conjuntos de homewear (palabra que no me gusta usar pero que ya se ha impuesto para hablar de la ropa de estar por casa).

Me gusta lo que llevo puesto ahora (Magali).

Ese leve pensamiento de Magali me ha encantado. En la vorágine social/laboral de cada día, a mí me gusta detenerme y pensar exactamente eso.

Deja un comentario

Julián Marías

Desde niños mis hermanos y yo nos acostumbramos a tener en casa una enciclopedia andante en forma de padre que respondía breve pero satisfactoriamente a preguntas de historia, literatura, filosofía, arte, ciencias y cualquier otra disciplina. En cuanto a las dudas lingüísticas, era más de fiar mi madre, pero ella murió para su desesperación y, a falta de la garantía primera, yo aún recurro a su faceta de diccionario cuando alguna vacilación me surge. Le debo mucho como escritor, y no solamente las consultas.

Javier Marías, en un artículo publicado en ABC con motivo del 80 aniversario de su padre, que falleció ayer en Madrid.

Deja un comentario

Supermercados

En el episodio de ayer de Cuéntame cómo pasó, Inés Alcántara dice:

Mi abuela, por si acaso, ha vaciado todo el supermercado (acababan de asesinar a Carrero Blanco y una parte de la población temía que empezara otra guerra).

¿Había ya entonces supermercados? Yo no había nacido en 1973 y recuerdo con nitidez el momento en que abrieron el primer super de mi ciudad 🙂 ¡un gazapo de los guionistas!

1 Comment

Supercalifragilisticoespialidoso

Caitlin Flanagan habla en The New Yorker sobre las acaloradas discusiones que mantuvo Pamela L. Travers con Disney hasta que dieron con una versión de su Mary Poppins que fuera comprensible para el público estadounidense.

Para empezar, no era nada común que una familia norteamericana de clase media tuviera una niñera, por lo que los guionistas (los hermanos Sherman) se inventaron una familia disfuncional en la que cobrara sentido un personaje como Mary Poppins: un padre siempre ausente, una madre muy ocupada y niños que necesitaban atenciones.

Cuando Walt Disney se reunió con los guionistas y les preguntó si sabían qué era una nanny, ellos respondieron con toda naturalidad que por supuesto: una cabra (en el inglés de los niños, nanny goat significa “cabra”).

Travers vivió 96 años y nunca perdonó que convirtieran a su criatura vanidosa e incorruptible en una simple criada. Tampoco que restaran protagonismo al tema central de Mary Poppins: el desamparo del niño desatendido por sus padres, ese que ella sufrió cuando era pequeña.

Deja un comentario

Libro liberado

¿No son siempre los culpables los primeros en mostrar las manos limpias?

Con tanto tiempo libre, por fin he podido actualizar los archivos, añadir el buscador, publicar con más frecuencia y, desde hoy, unirme a BookCrossing, una asignatura pendiente desde hace mucho. El primer libro liberado por mí es Trífero, de Ray Loriga. Dónde, cuándo y cómo, aún no lo sé. Temo tener que enfrentarme a un “te has dejado esto en el asiento” o a un “se te ha caído este libro”; también a quedar registrada en las cámaras de algún banco/ministerio haciendo movimientos sospechosos, y sobre todo al momento en que tenga que explicar el por qué a algún profano.

En las ciudades la gente corre, en los pueblos caminan despacio como en un entierro, aquí van al trote. Son ágiles pero no tienen prisa. Están perfectamente relajados pero no han perdido el nervio. Son capaces. Viven tan cerca de la ciudad que están a un salto. Diez minutos, veinte minutos, una hora. Casi nada (sobre Hoboken, a poco más de un kilómetro de Manhattan -y ciudad natal de Frank Sinatra-).

De este libro se me ha quedado grabada la forma de captar la respiración, el ritmo de distintas ciudades y recónditos refugios en Dinamarca y Austria. Yo reconozco que nunca me haré al ritmo de Madrid, por ejemplo. Cuando pasean o caminan sin urgencia, van demasiado despacio. En hora punta se desplazan con agresividad. Y mi ritmo al caminar suele ser bastante vivo, en cualquier situación, ¡siempre se queda alguien rezagado por mi culpa!

Espero que los fans de Ray Loriga (que son muchos) disfruten de mi Trífero, que ahora es suyo.

Deja un comentario

Cómo ser adorable, según Audrey Hepburn

Me encanta la gente que hace reír. Sinceramente, creo que es lo que más me gusta, reír. Espanta multitud de males. Probablemente es lo más importante en una persona (Audrey Hepburn).

En La Formiga d’Or-Happy Books de Barcelona me hice con How to be Lovely, de Melissa Hellstern, un reciente best seller en Estados Unidos. La autora se dedica a recopilar citas de Audrey y de quienes la conocieron, con una breve introducción de cosecha propia por capítulo (qué menos).

Audrey intuyó desde las primeras etapas de su vida y su profesión que la autoestima basada en la fama o en la belleza es efímera, así que siempre fue ella misma: realista, consciente y bondadosa. (Robert Wolders, marido de Audrey).

Al terminar el libro (una hora después de empezarlo) pensé en lo gratificante que puede ser publicar una obra así (decenas de fotos, mil espacios en blanco, breves citas de Audrey, de sus personajes y de sus compañeros…): glamour light para leer en el metro y ventas millonarias. La sorpresa llega al descubrir que Hellstern tardó ¡cinco años! en finalizar el libro. No voy a ser mala, pensaré que le fue dando forma en los pocos ratos libres que le dejaban otras ocupaciones.

El problema con la gente que no tiene vicios es que, por lo general, podemos estar seguros de que tendrán virtudes un tanto molestas (Elizabeth Taylor).

La aportación de Liz es mi favorita. Y Audrey era realmente adorable. ¿Se puede aprender a ser adorable? Lo dudo mucho. Naces adorable, o con mal carácter, o despistado… y así te quedas 🙂

Deja un comentario