Skip to content

Un consuelo

En el fondo, entender un poema no es más que meterse en él y salir luego. Si sales más ordenado y más consolado de lo que has entrado, lo has entendido…

Lo decía Joan Margarit en el último Babelia. Le agradezco esas palabras porque realmente leer un poema y entenderlo es como ponerse otra prenda de abrigo cuando empieza a refrescar. Es una sensación casi física de que el orden ha vuelto a tu ser.

Margarit hablaba así en el curso de una conversación con Pere Rovira en la que este último afirma que el problema de los vanguardistas era que no les gustaba la poesía. Su solución:

Cuando escribes tienes que pensar en Baudelaire y en tu madre.

2 Comments

  1. Magda Magda

    Palabras muy sabias la de esta solución. Por eso justamente escribir es sumamente dificil…

    Muchos saludos.

  2. siopold siopold

    hola a todos,
    ¿quién puede llegar a entender un poema? me gusta tener esa sensación de no haber entendido un poema, para así volver a leerlo e ir descubriendo poco a poco, lectura a lectura, lo que para mí puede significar, pero siempre tener esa incertidumbre de no saber realmente su significado o mensaje. Entender un poema quizás sea anularlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.