Skip to content

Bla bla bla

People who delight in conversation are often using that as a means to not say what is on their minds. When I became interested in theatre, the work I admired was being done by working-class writers. It was often about the inarticulate. I later saw that same thing in De Niro’s early work – it was the most sublime struggle of a man trying to express himself. There was such poetry in that for me.

Lo cuenta Daniel Day-Lewis en el The Daily Telegraph>Daily Telegraph.

Cuando estoy nerviosa hablo hasta que me falla la voz. Es la forma más sencilla de ocultar las emociones. Si fuera más primaria hablaría menos.

5 Comments

  1. NáN NáN

    Una vez le dije a un amigo en un viaje: “Tenemos 3 posibilidades: o te callas, o te dejo en el próximo pueblo o gasolinera, o te dejo el coche y soy yo el que se baja en el siguiente pueblo o gasolinera”.

    Llevaba una hora hablando, a una velocidad que hasta me impedía meter baza, de la poesía arábigo-andaluza. Yo empezaba a confundir el marcador de velocidad con un contador de sílabas y detector de rimas. Presentí que me iba a estrellar de frente contra un camión para poner fin a aquello. Sé que no se le dice eso a un “amigo”, pero no podía soportarlo más.

  2. La hormiga remolona La hormiga remolona

    ¿Por qúe siempre molesta que te digan “cállate”? Yo lo diría más a menudo si no fuera tan difícil de encajar…

  3. nuria nuria

    ¡Ay! Sufro del mismo síndrome. He probado a tratarme con el célebre anestesiante “alcohol” pero sólo ayuda a empeorar la situación.

    Como enferma que me soy de la incontinencia verbal bajo situaciones de tensión…confieso que un “cállate” me hundiría en la miseria.

  4. nuria nuria

    Por cierto, estoy totalmente en desacuerdo con la penúltima afirmación. Hablar por los codos es la manera más evidente de mostrar las emociones (al menos en mi caso), Cuento con que el interlocutor sea despierto, eso sí.

  5. Pep Pep

    Todo esto conecta de alguna forma con la diferente actitud oral de varones y mujeres. Parece ser que las mujeres pensáis hablando, y los varones, en términos generales, necesitamos silencio para pensar (sí, aunque no lo creáis, también tenemos esa facultad).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.