Skip to content

Por no dormir

Anteayer, al ver la huella de un dedo sobre un espejo que no toco nunca, empecé a hilar hipótesis terroríficas.

Al ver que me resultaba tan fácil, cogí el cuaderno y anoté todos los miedos de mi infancia insomne. La lista me ocupó dos páginas, y confieso que no eran fantasías muy comunes sino finamente elaboradas.

¿Debo explotar este lado tenebroso de mi creatividad?

3 Comments

  1. FLAVIA COMPANY FLAVIA COMPANY

    Pasó por aquí, por casualidad, casi como la huella de un dedo en un espejo que no se toca nunca. Cómo me ha gustado esa imagen, ese inicio de relato de terror que, comprendo, te ha llevado a escribir una lista de miedos; importante lista para empezar a tachar, para seguir tachando, para ser capaz de limpiar la huella del espejo que no has tocado nunca sin pensar en nada más, por pura higiene.
    Me gusta este blog. Volveré.

  2. NáN NáN

    Tú verás, Condesa. Pero hay abismos que no tienen permiso para mirarte si tú no los miras.

  3. NESTOR NESTOR

    Por supuesto que debes ir al pasado infantil y recuperar de allí todo lo que sea valioso, aunque sean detalles dolorosos o terribles.
    Tus lectores te lo agradecerán.
    Adekante y… ¡Buena suerte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.