Skip to content

Un niño viejo

Cuando el tipo se va a una casa de la playa fracasa no puede escribir. La casa está rodeada de árboles inclinados, jorobados por el viento. Donoso vivió ahí, y tampoco pudo escribir nada. Era demasiado literario el paisaje. El exceso de literatura es peligroso.

Lo dice Jorge Edwards en ABC. Cuando lo literario te envuelve necesitas disfrutarlo, y como literario incluyo paisajes o emociones intensas, decisivas. A mí se me desborda la creatividad cuando hago algo anodino, y se me apacigua cuando podría dedicarle días enteros. En las vacaciones, de verano, por ejemplo.

También dice Edwards:

Fui un niño viejo, y soy un viejo más joven.

Yo fui vieja en la adolescencia.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.