Skip to content

Mes: Septiembre 2008

Barroco

El olor del talco, la exuberancia de una sandía rota en pedazos o la acidez del zumo de uvas exprimidas con furia/lujuria: son las sensaciones que me llevé a casa después de asistir a la representación de Barroco en el teatro Fernando Fernán Gómez.

Alguien que no conozca Las amistades peligrosas, ¿entenderá por qué hay tanta virulencia en la relación que une a Valmont con la marquesa de Merteuil? El perverso apego que se tienen no decae a lo largo de la función. Nunca empieza y nunca termina, como tantas otras cosas que nos recuerda El Navegante en sus apostillas.

Quería ver a Blanca Portillo en el teatro y salí admirada. Fueron casi dos horas sintiendo de forma extrema y clamorosamente convincente.

Qué pedante me ha quedado. En resumen: repetiría.

1 Comment

Cara de caballo

Hoy vemos labios grotescos, frentes inertes y pómulos de plástico, pero a principios del siglo XX ya había quien se hacía retoques desproporcionados. Lo cuenta Josep Pla:

Ver el efecto de la guerra sobre las personas es un espectáculo delirante. Hay una cantidad considerable de nuevos ricos que se hacen poner dientes y muelas de oro, plata o porcelana, dentaduras enteras. Hay personas que nacieron con cara de caballo, y otras que tienden a crear el mismo efecto poniéndose dientes y dentaduras enormes, desproporcionadas para la boca humana, auténticas piezas de dentadura caballuna.

1 Comment

Sufrir como un perro (periodista)

Hoy todas las secciones de cultura recogen las declaraciones de Gabriel García Márquez en las que arremete contra el periodismo escrito actual. El nobel sufre “como un perro” por su mala calidad y comenta que es muy raro encontrar “auténticas joyas”.

Yo también sufro mucho por eso 🙁 En la prensa escrita, pero más aún en internet, con frecuencia se confunde la frescura con el abuso de las perífrasis más cargantes, y la complicidad con el uso de muletillas televisivas. ¿Sabrán que al otro lado puede haber un lector inteligente?

Después de unos cuantos años dedicada al periodismo, cada vez que preparo un texto pienso lo mismo que hace una década: que ahí fuera hay lectores que saben mucho más que yo, y que no quiero hacer el ridículo ante ellos.

1 Comment