Skip to content

La elegencia del erizo

Todas las familias felices se parecen; las familias desdichadas lo son cada una a su manera.

No sabía que La elegancia del erizo, de Muriel Barbery, le debía tanto a Anna Karenina. La devoción por la novela de Tolstoi vincula a sus personajes, y va tiñendo de crudo romanticismo cada paso que dan.

Sin casi darme cuenta, el recuerdo de Anna Karenina me fue nublando la lectura, presagiando lo peor.

Hemos renunciado a conocer a la gente, nos limitamos a conocernos a nosotros mismos sin reconocernos en esos espejos permanentes.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.