Skip to content

Mes: febrero 2009

El trabajo de escribir

Intento escribir alrededor de tres páginas al día, aproximadamente mil palabras, y si el flujo creativo es imparable nada me impide escribir más, o por lo menos escribir solamente eso, por mucho que cueste. Cincuenta años han hecho posible que ese hábito forme parte de mí. No me ha supuesto un esfuerzo seguir escribiendo.

Lo contó John Updike en su última entrevista.

1 Comment

Chantilly Lace

Me han enviado un link sobre las referencias a la historia del rock & roll que contiene American Pie y me he salido por la tangente. He empezado a rastrear los vídeos de Buddy Holly y de Big Bopper y he dado con el clásico Chantilly Lace. Su Helloooo baby y su Oh baby, you knoooooooooooow what I like!! son dos de las coletillas que más se han imitado en los conciertos de rock.

Sigo ahora con Bill Halley, y después, a esperar a que me llegue el último episodio de Mad Men 😀

1 Comment

Todos dicen lo mismo

En la portada de The Washington Post aparecen noticias que ya se conocen, o por Internet o por la televisión. No estamos aportando nuevas historias, nuevos hechos… Por eso tenemos que concentrarnos en el significado de esos hechos que ya no damos nosotros en primer lugar; tenemos que saber si son importantes, si influyen en la historia, qué pasará en el mundo si se consolidan… Tenemos que saber eso y contarlo. Ésa es nuestra función ahora.

Vía 233grados.com. Habla Ben Bradlee, vicepresidente y ex director del Washington Post.
Son años ya de aburrirme leyendo en todas partes lo mismo, cuánto trabajo en balde y cuánto periodista a medio gas. En algunos casos no hay más remedio -bien lo sabemos-, pero en la mayoría tiene fácil solución: basta con pensar en tu lector.

Con los motores de búsqueda y los comentarios en la web tenemos la posibilidad de llegar a una edad dorada del periodismo.

Absolutamente. Yo apenas leo medios que no admitan comentar, aportar, puntualizar. Mi pefil de comentadora es dramáticamente discreto, pero instintivamente espero siempre que exista la opción. Un periodista expuesto a ese tipo de feedback hace mejor su trabajo.

Leave a Comment