Skip to content

Bacon, Lynch, Rossetti

Sol ardiente de junio, de Lord Frederick Leighton
Sol ardiente de junio, de Lord Frederick Leighton

En la tienda de la exposición La bella durmiente compré Parecidos razonables, de Christina Rossetti (1830-1894).

Sus cuentos victorianos tienen notas siniestras, como esas estampas enloquecidas que ven entre sueños sus pequeñas protagonistas. También pasajes hedonistas, como algunas enumeraciones de manjares:

Pavo frío, ensalada de langosta, champiñones estofados, tarta de frambuesa, queso cremoso, champán de una cosecha extraordinaria, merengue, helado de fresa, piñas con azúcar, algunas ciruelas…

(de Historia de Flora)

En sus momentos más sombríos, Parecidos razonables presenta a una criatura horripilante, sin ojos y con una gran boca rebosante de dientes trituradores. Un engendro con el que me encontré por primera vez en Cabeza borradora (David Lynch) y después en los estudios de Francis Bacon.

Los dos se encontraban completamente solos en el bosque, y la enorme boca estaba llena de dientes y de colmillos que comenzaba a rechinar.

(de Historia de Maggie)

En la imagen, Sol ardiente de junio, de Lord Frederick Leighton (1830-1896).

2 Comments

  1. Anonymous Anonymous

    Fui a ver la exposición de La bella durmiente y fue algo realmente decepcionante.

    Para verla hay que entrar en la exposion permanenete del Prado, algo que tenía pendiente desde que llegué a Madrid.Así que La cosa prometía.

    Con un título como La bella Durumiente uno espera encontrar una escolma de cuadros de mujeres entregadas a sus sueños más profundos.Y esa idea era muy atractiva. Pero no, bellas había 2 y durmiendo sólo una. Eso si, un cuadro precioso.

  2. Paco Zafra Paco Zafra

    Pues a mi la exposición me resultó muy inspiradora aunque el título no fuese 100% acertado. Y, qué yo recuerde, había, al menos, dos bellas durmiendo. A saber, la que acompaña a este post, y el último de la serie de tres cuadros inspirados en el cuento de la Bella Durmiente.
    Pero a mi el que más me gustó fue “El sueño del rey Arturo en Avalón”, obra adorada por los buscadores del Grial como yo ;-), incluso me compré el póster de la exposición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.