Skip to content

Hostaria del Vicolo en Sciaccia, con el slow food movement

A mi paso por Sciaccia quise probar un restaurante en condiciones después de la mala experiencia de Agrigento. Siguiendo por una vez las indicaciones de la Lonely Planet elegí la Hostaria del Vicolo, algo perdida en este pueblo famoso por su cerámica y su pasado mafioso.Todo un éxito: comida local exquisita y ambiente de lo más tranquilo, justo lo que necesitaba en este tramo final del viaje por Sicilia.

La fuerza de la selección de quesos de la región iba in crescendo, desde el tierno de oveja hasta la variedad con azafrán, vaca curado y cabra. Los platos, siguiendo la tradición del área de Agrigento, no eran ni de carne ni de pescado, sino una combinación de ambos. Mi casarecce (pasta casera) con tomatitos cherry y almendras estaba insuperable. Como postre reincidí en el canolo, esta vez adornado con crujientes pistachos garrapiñados.

El restaurante está adscrito al slow food movement.

Aeropuerto de Trapani, 24 de abril de 2011

20110424-100042.jpg

[slickr-flickr type=»gallery» tag=»scaccia» photos_per_row=»4″ items=»20″ align=”center”]

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.