Skip to content

Los que no duermen en NYC

Jet lag. Son las 3.30 de la mañana en el Midtown y me acabo de despertar. No es un indolente duermevela sino frenética actividad mañanera. En esta ciudad no se duerme, lo manda Sinatra y no se hable más.

Mi apartamento está en un bloque que parece el de Seinfeld. Seguro que salgo al pasillo y está Newman orquestando su venganza tras la puerta, y diría que Kramer se va a personar de un momento a otro.

El ajetreo en la calle es de órdago. Apuesto a que hasta Uncle Leo tiene abierto el negocio para no perder clientes. Las furgonetas transportan de un lado a otro de Manhattan los puestos de hot dogs, pretzels y helados, hay quien hace su ruta del colesterol por el carril bus, una turista fotografía -aún de noche- la gran marquesina del teatro donde se graba el late show de David Letterman, y decenas de neoyorkinos se dirigen al trabajo -o a su casa- con la mochila al hombro. Algunos hasta silban y hacen palmas.

Habrá que levantarse, por solidaridad.

Midtown Manhattan, 16 de agosto de 2011

20110816-073133.jpg

2 Comments

  1. Mirko Mirko

    Si es que sois muy brutos. Hay que aguantar de pie para que el cuerpo se acostumbre al nuevo horario 😛

  2. rosa zafra rosa zafra

    Eso es frenetismo del bueno, que ansiosos estan estos neoyorquinos, luego se haran a si mismos y llegaran a presidente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.