Saltar al contenido

Mes: junio 2002

El arpa

Camino al trabajo veo más perros con pedigrí de los que he visto en toda mi vida. Coincido con gente que va vestida como si fuera a aparecer en Vanity Fair. Pero lo que más me sorprende de estas calles es que son cambiantes, me encuentro con una boutique nueva cada día, un bar recién estrenado y, para mi sorpresa (perdón por mi ignorancia), hoy he descubierto una placa que recuerda que allí murió Gustavo Adolfo Bécquer.

Nunca imaginé que acabaría publicando aquí un poema de Bécquer, pero ahí va. Todo sea por el asombro, que sigue. Este lo conocemos todos, cantad conmigo : o )

Del salón en el angulo oscuro,
de su dueña tal vez olvidada,
silenciosa y cubierta de polvo,
veíase el arpa…

1 comentario

Alcohólicos Anónimos

Hoy hace 70 años que nació Alcohólicos Anónimos. Si hay alguien a quien relaciono siempre con la botella es Tom Waits y su The piano has been drinking, not me, not me, not me, not me, not me.

Dejar un comentario

Maldita alma

Manuel Rivas fue mi primer entrevistado. Después de tanto tiempo, el deslumbramiento continúa. Incluso me he apropiado de palabras suyas de aquel día, como esas de «nuestra única patria es la infancia«. Hoy han charlado con él en Telemadrid con motivo de su paso por la Feria del Libro, y ha redondeado esa reflexión con esta otra: «el escritor, cuando escribe, es un emigrante».

Me encantan las portadas de sus libros, sus títulos (Ella, maldita almaEl lápiz del carpintero¿Qué me quieres, amor?Balada das praias do Oeste…), su originalidad -me habló del jazz ecológico- y esa forma tan particular de expresar sus pensamientos. Lástima que se perdiera esa entrevista. Copio un bonito poema suyo que he encontrado:

Viaje
Me dices que tenemos que levantar el vuelo,
cambiar de aires,
huir.
Pero allí donde vayamos iremos tú y yo
y quién sabe si todo esto no vendrá también.

Dejar un comentario

Más alegría

A Clara Janés le acaban de dar el XII Premio Gil de Biedma de Poesía por Los secretos del bosque. No conozco apenas su obra, pero acabo de encontrar este poema y no puedo no reproducirlo.

Será que me obsesiona la alegría, sobre todo la de momentos como ese del que habla el poema. O será que todo me parece complicado, o que tendemos a hacer de todo algo más complicado de lo que es. Una pena.

Mowgli y yo en el patín
mientras el sol
se desliza por las olas
esparciendo
sus huellas de alegría.
Y la alegría
de los pies en el agua.
Nada más.
Los mayores en la playa,
nosotros en el mar,
y aunque no nos alejamos
estamos tan lejos
que nadie sabe
dónde estamos.

Dejar un comentario

Defensa de la alegría

El Mundo conversa hoy con Mario Benedetti con motivo de la publicación de Insomnios y duermevelas, su último poemario. Hace muchos años oí decir a una persona muy dura que sólo había llorado leyendo a Benedetti. Sus versos son accesibles a todos, hablan al alma sin artificios.

Dicho con sus palabras, la poesía «es donde se expresa uno más honestamente, los otros géneros son ficción y se escriben con la imaginación; sin embargo, la poesía está hecha con retazos de tu propia vida».

Ahí van unos versos de su Defensa de la alegría:

Defender la alegría como una trinchera

defenderla del escándalo y la rutina

de la miseria y los miserables

de las ausencias transitorias

y las definitivas

(…)

defender la alegría como un derecho

defenderla de dios y del invierno

de las mayúsculas y de la muerte

de los apellidos y las lástimas

del azar

y también de la alegría.

Dejar un comentario

Alcohol

Un 2 de junio de 1977 Raymond Carver (1938-1988) dejó la bebida. En 1976 le habían hospitalizado en cuatro ocasiones a causa de los estragos del alcohol sobre su organismo. Reproduzco dos poemas que muestran su cambio de actitud. Sin moralina.

Drinking While Driving
It’s August and I have not
Read a book in six months
except something called The Retreat from Moscow
by Caulaincourt
Nevertheless, I am happy
Riding in a car with my brother
and drinking from a pint of Old Crow.
We do not have any place in mind to go,
we are just driving.
If I closed my eyes for a minute
I would be lost, yet
I could gladly lie down and sleep forever
beside this road
My brother nudges me.
Any minute now, something will happen.

Versos que invitan al hedonismo y al dejarse llevar. Versos lúcidos, pero de una lucidez distinta a la de estos otros:

Gravy
No other word will do. For that’s what it was. Gravy.
Gravy, these past ten years.
Alive, sober, working, loving and
being loved by a good woman. Eleven years
ago he was told he had six months to live
at the rate he was going. And he was going
nowhere but down. So he changed his ways
somehow. He quit drinking! And the rest?
After that is was all gravy, every minute
of it, up to and including when he was told about,
well, some things that were breaking down and
building up inside his head. «Don’t weep for me,»
he said to his friends. «I’m a lucky man.
I’ve had ten years longer than I or anyone
expected. Pure Gravy. And don’t forget it.»

Sin moralina.

Dejar un comentario

Romeo y Julieta

Mi primera incursión en la literatura e-pistolar me ha llevado a recopilar las canciones que hablan de estos quinceañeros de Shakespeare, símbolo de ese amor que se escribe con mayúsculas. Con la inestimable asesoría de la Cigarra Petarda y Esmiz, este es el resultado:

Mark Knopfler no sabía de qué forma enseñar Shakespeare a sus alumnos, y por fin se decidió a escribir esta versión tan de estar por casa de la tragedia de los amantes de Verona. Julieta casi muere del susto al ver a Romeo bajo la ventana en Romeo and Juliet:

Juliet says hey it’s Romeo you nearly
gimme a heart attack
He’s underneath the window
she’s singing hey la my boyfriend’s back
You shouldn’t come around here
singing up at people like that
Anyway what you gonna do about it?

Un clásico de Cole Porter, uno de esos que Frankie canta tan bien, nos ofrece esta visión tan realista de la tragedia. Una Julieta con los pies en la tierra habla así en Just One of Those Things:

As Juliet cried, in her Romeo’s ear,
«Romeo, why not face the fact, my dear»

Elvis Costello derrocha una sensibilidad extrema en sus Juliet Letters. Casi todas las canciones son cartas tristes, de desesperanza, como en Taking My Life in Your Hands, algunos de cuyos versos dicen así:

I don’t know why my dearest darling
I can’t tell you how I feel when you are near
When I see you have returned
my letters unopened
I will tear them up,
your voice ringing in my ears
But you’re kidding yourself if you think this correspondence will end
I can always pretend words I don’t have the courage to send

El Romeo de Lou Reed se apellida Rodríguez, lleva coleta y un pendiente con forma de crucifijo que le protege en sus correrías por el lado más salvaje de Nueva York. Sobre Julieta sabemos que:

And Romeo wanted Juliette
and Juliette wanted Romeo

y que
And Romeo had Juliette
and Juliette had her Romeo.

¿Alguien conoce canciones sobre Romeo y Julieta en español (aparte de la de Karina)? : o )

Dejar un comentario

Pessarrodona

Babelia publicaba ayer una entrevista con Marta Pessarrodona, que, además de traductora y estudiosa de Virginia Woolf, es poeta. Supongo que mucho tendrá que ver esta señora con el hecho de que cualquier libro que leamos de la Woolf permanezca en nuestro recuerdo como un poema. En la entrevista afirma que «la narración corta es como el poema», y lo dice desde el punto de vista del creador. Mi criterio para juzgar la maestría de una obra literaria es siempre ese: ¿ha dejado en mí la huella perenne de la buena poesía?

Curiosa es su reflexión sobre la creación poética, sobre el miedo a dejar de ser un poeta algún día: «A Gabriel Ferrater lo conocí en la primavera de 1968 y ya no se consideraba poeta. He visto de cerca gente que decía: ‘Aquella época en que fui poeta’. Es un miedo que todavía tengo hoy. Pero esta mañana he empezado un poema».

Dejar un comentario

Junio

These are the days when birds come back,

A very few, a bird or two,

To take a backward look.

These are the days when skies put on

The old, old sophistries of June,—

A blue and gold mistake.

Llega junio, los días largos, las hogueras de San Juan… que dure.

Dejar un comentario