Saltar al contenido

Locos de atar

En los años 20, en uno de los increíbles hallazgos de la psicología del arte, Ernst Kretschmer dijo que los poetas tienden a la esquizofrenia, mientras que los novelistas son maníaco-depresivos o ciclotímicos. Si eso se cumpliera, pobre Oscar Wilde, pobre Victor Hugo, pobre William Carlos Williams… Tocar tantos géneros y seguir cuerdo adivino que sería, según Kretschmer, una prueba de feroz supervivencia a la locura (¿o tal vez alguno de ellos murió demente?).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.