Saltar al contenido

De ruta

Este puente pensaba hacer la ruta del castellano por La Rioja, pero finalmente ha sido la del castellano, la del Cid, la del vino… y un tramo del Camino de Santiago.

La ruta del castellano me ha llevado a San Millán de la Cogolla, a los monasterios de Suso (arriba) y Yuso (abajo). En Suso buscaba, aparte de las glosas emilianenses, el rincón donde escribía Gonzalo de Berceo, pero lo que allí me esperaba era la familia del Cid: en la entrada estaban los sepulcros de los Siete Infantes de Lara (yernos del Cid) y de Doña Jimena madre (suegra). También unos esquemáticos grafitis medievales y la pequeña gruta de Santa Oria en lo alto, donde el monasterio se adentra en las rocas. A pesar de ser Patrimonio de la Humanidad, los dos monasterios todavía no están tomados por el turismo, sino todo lo contrario: viven ajenos a él. Son capaces de cerrar dos días consecutivos en pleno puente de mayo.

En Viana me topé con otro sepulcro ilustre: el de César Borgia. Parece que el hijo de Alejandro VI murió allí en 1507, y se le dio sepultura en la iglesia medieval de Santa María, alrededor de la que descansan decenas de peregrinos camino a Santiago.

Sobre la ruta del vino y los códices emilianenses hablaré en otros lugares de la redMolona. Vídeos e imágenes en breve.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.