Saltar al contenido

Calidad de vida

En las oficinas de la Fundación ONCE, un mensaje informático manda a los trabajadores a casa a las seis: «Esperamos que haya cumplido su jornada laboral»… y hasta mañana, la red se desconecta automáticamente. Otras empresas han aplicado una política de luces apagadas.

Leído en EPS del 28 de octubre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.