Saltar al contenido

Hablar demasiado

Salvo que el guión sea muy brillante, quito diálogo y me quedo con lo esencial. Lo que sucede es que los guionistas escriben para los tipos de los estudios, que suelen ser algo cortos y tienen que verlo todo claro a la primera para seguir adelante. Puedes resultar un mal actor solo por decir un mal diálogo…

Lo cuenta Clive Owen en El País Semanal Hombre. Y reconoce que nunca tacha los guiones de Shakespeare.

Y sí, en las películas se habla demasiado. Eso pensaba yo antes, pero la cuestión es otra: si eres un personaje, sales en pantalla cuando tienes algo que decir. A menos que sea cine intimista, claro, o que tu personaje sea un bicho raro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.