Saltar al contenido

El estómago y el mar

Potser l’òrgan essencial de recepció de les sensacions externes és, en terra ferma, el cap –mentre que, en mar, l’òrgan de recepció més sensible és l’estómac. No sé si a l’altra gent els passa el mateix: en el meu cas personal, no té dubte: tot excitant extern en mar repercuteix sobre el meu estómac d’una manera directa i brutal.

(Puede que el órgano esencial de recepción de las sensaciones externas sea, en tierra firme, la cabeza -mientras que, en el mar, el órgano receptor más sensible es el estómago. No sé si a los demás les pasa lo mismo: mi caso es personal, no admite dudas: toda excitación externa en el mar repercute sobre mi estómago de una manera directa y brutal).

Lo decía Josep Pla en El cuaderno gris. Yo he navegado poco, pero he caminado mucho 🙂 Y cuando ando sin parar durante muchas horas, lo que más sufre es también mi estómago, y mira que tengo los pies delicados. Misterios de la reflexoterapia.

2 comentarios

  1. NáN NáN

    Distingo tres puntos de la herida: el estómago, sí, para el impacto de lo que me rodea; la boca del estómago y un poco arriba, para cuando lo que me hiere es que una persona despierta algo en mí; y la garganta, cuando son las palabras de un libro.

    En el primer caso, es una molestia física; en el segundo hay miedo; en el tercero, una ansiedad insoportable.

  2. winsta winsta

    Mi punto débil es el estómago.
    En tierra, mar o aire.
    ¡Comprobado!
    Va a ser que eso de los sentimientos y el corazón es un mito. El verdadero receptor de las emociones es el estómago.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.