Saltar al contenido

Los límites del humor

Me fascinan los buenos cómicos y el stand-up cuando te revoluciona las neuronas.

Habiendo caído varios de ellos recientemente -porque Time’s Up– una se pregunta (los mejores humoristas también) dónde están los límites del humor. Y si nos van a seguir haciendo gracia los gags o monólogos de los que han abusado de su poder.

Como dice Julianne Escobedo Shepherd, editora de Jezebel, tienes que estar moralmente por encima de la persona a la que parodias para que esa parodia sea efectiva.

Lo comenta en relación a las últimas apariciones de Alec Baldwin parodiando a Trump después de haber dado su apoyo a Woody Allen y James Toback, ambos acusados de acoso sexual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.