Saltar al contenido

Categoría: Escritoras

Fin de viaje

Un 9 de marzo de 1913 Virginia Woolf hace entrega del manuscrito de su primera novela, The Voyage Out, traducida aquí como Fin de viaje, después de años centrada en tareas periodísticas. Tenía 31 años.

Fin de viaje carece de la experimentación formal de obras posteriores, pero ya está recorrida por esa casi extrema sensibilidad poética que caracterizaría toda su creación literaria. Además, su forma de desmenuzar los interiores del alma con gráciles pinceladas está ya presente en el trazado de la desafortunada Rachel Vinrance.

Como dijera Anatole France en relación a Los placeres y los días, el libro «es joven por la juventud de su autor. Pero es viejo por la vejez del mundo».

Dejar un comentario

Mentes incandescentes

Un 9 de enero de 1924 Virginia Woolf adquirió una casa en el barrio de Bloomsbury que se convertiría en lugar de reunión del grupo que marcó las pautas de las letras inglesas a principios del siglo XX. Superada la furia feminista, Una habitación propia (1928) se lee como un brevísimo y muy divertido ensayo que contiene agudas reflexiones sobre la creación literaria.

Aunque suene atrevido, la Woolf establece un paralelismo entre Shakespeare y Jane Austen. Son creadores, dice, de «mente incandescente», que escibieron «sin odio, sin amargura, sin temor, sin protestas, sin sermones».

Todo lo contrario de lo que hizo Charlotte Brontë en su Jane Eyre. Woolf pone como ejemplo el pasaje en el que Jane sube al tejado y lamenta el infortunio de su condición femenina. En ese instante Charlotte «abandonó la historia, a la que debía toda su devoción, para atender una queja personal«. Esa indignación perturbó la continuidad de la novela.

2 comentarios