Saltar al contenido

Etiqueta: chejov

Pasos que suenan

Oye a su mujer que anda arrastrando las zapatillas y parte unas astillas para calentar el samovar. Que no está aún
despierta del todo se adivina por el ruido de la tapadera del samovar y del cuchillo que se le caen a cada instante
de las manos.

Nos pasa a todos: oyes ruidos por la casa y sabes quién los hace. A menos que sea a horas no previstas o intempestivas: entonces la intriga es tan fuerte que nubla nuestra percepción. El sueño tampoco ayuda.

Yo lo he notado de forma más acusada desde que tengo escaleras. Por la cadencia de la pisada sabes quién sube o baja. Hasta adivinas que está en la escalera el más sigiloso de la casa, y siempre aciertas.

Y lo siguiente es escuchar tus propios pasos y que te recuerden a los de tu padre o tu madre.

El párrafo del principio es del relato Chist!(1899), de Chejov.

Dejar un comentario